27.7.16

No lo llames "preocupación" cuando quieres decir MORBO





Supongo que no es la primera vez que ocurre algo así en este vasto mundo que es internet, lo que ocurre es que esta vez sí es la primera que yo lo vivo desde "dentro", es decir, que veo "nacer" el hagstag, los primeros que comentan y cómo se va yendo de madre la cosa, encontrando hipótesis cada vez más locas y, sobre todo, CREYÉNDOSELAS. CREYÉNDOSELAS MUY FUERTE. 

Para los que no tengáis internet, twitter o por contra tengáis trabajo o vida fuera de la red, estoy hablando del caso de Marina Joyce, la youtuber británica que durante el día de ayer se convirtió en tendencia en la red social del pajarito bobo por un supuesto caso de secuestro. 


Para que te enteres del asunto 

Probablemente no sepas quién es Marina Joyce. No te culpo, yo tampoco lo sabía. Ni yo, ni la gran mayoría de gente que tuiteaba con el hagstag #savemarinajoyce y que dejaban mensajes como "no sé quién es esta chica, pero...". No sabemos quién es esa chica, así que vemos sus videos y nos encontramos con una muchacha de ojos azules y una felicidad constante y un tanto molesta, con gestos repetidos y recargados. Para gustos los colores y adelante quien disfrute de su contenido, centrado en outfits, maquillaje y demás monerías rosas. 

para que os vaya sonando su cara

El caso es que, de un tiempo a esta parte, los videos de Marina han empezado a cambiar, si no en forma y contenido, sí en actitud. Comparando montajes que subió hace meses, se ve a una persona mucho más perdida, desganada e incluso con aspecto perdido, con videos mal editados, frases a medias y constantes miradas fuera de cámara. 

No sé muy bien cómo surgió la polémica, pero el caso es que hubo usuarios de twitter que se dedicaron a recolectar "pistas" que "parecían indicar" que Marina pasaba por un mal momento y es que a su comportamiento errático se sumaban mensajes un tanto incoherentes en sus redes sociales, moretones en sus videos, la presencia de terceras personas en sus grabaciones (voces, señas e incluso el dedo de alguien que parece señalarle qué hacer) e incluso mensajes ocultos que la propia chica parecía dejar pidiendo ayuda. 


supuesto mensaje de Marina 


Creo que cualquiera puede apreciar visionando los videos que sube que, efectivamente, está frente a una persona que tiene un comportamiento extraño y un problema. Hasta ahí bien. Que hay cosas extrañas que todos podemos ver y que puede ser lógico que nos lleven a pensar a que Marina Joyce no está bien del todo. 

Marina, con su novio, luce moretones grandes y totalmente visibles


Marina Joyce se vuelve viral y todo el mundo habla del miedo que da su situación, de lo mucho que le apena encontrarse con algo así y de que "algo hay que hacer", de lo mucho que "necesitan saber" y de lo que les está afectando la situación. 


La pregunta es, ¿qué situación?

De golpe todo el mundo sabe psicología; de golpe todo el mundo hablaba de las "caras de pánico" que mostraba en sus videos. De golpe la gente la veía hablar de forma atropellada y no solo lo achacaba al consumo de drogas sino que te sabían decir qué droga concreta era. De golpe sus mensajes en redes sociales tenían que estar siendo posteados por otras personas que controlaban estas vías. Y, por supuesto, todo el mundo estaba seguro de que lo que ocurría era un secuestro; su novio -y según otras hipótesis, sus familiares- la obligaba a subir videos para que todo pareciera en orden, pero que abusaba de ella e incluso la drogaba. 

No quiero criticar -y quiero que esto quede claro en todo momento- que un "aparente" caso de violencia se vuelva viral, ni mucho menos. De hecho, considero que hacer público un abuso no hace otra cosa que empoderar a la víctima y neutralizar al abusador, ya que estos se alimentan de la soledad del otro para controlarlo y "castigarlo". El problema viene cuando te dedicas a alimentar la polémica pese a la cantidad de datos que llegan desde la fuente. 



MARINA JOYCE ES UNA PERSONA 

Ya, ya sé que muchos no esperabais este giro de guión. Ya, ya sé que lo que sale en internet "es de todos" y por eso tenemos derecho a hablar de ello y apropiárnoslo. Ya, ya sé en esta era digital resulta sorprendente. Pero el caso es que tengo pruebas que indican que Marina Joyce, youtuber británica, es una persona. Con sus cosas. Con su familia, con sus más, con sus menos. 

Porque cuando aparecieron mensajes de la propia Marina diciendo que estaba bien la gente no creyó que fuera ella porque "alguien controlaba sus redes sociales". Porque cuando aparecieron mensajes de su novio hablando de que ella sufría alguna enfermedad mental la gente no creyó que fuera real porque "es él quien la tiene secuestrada". Porque cuando aparecieron mensajes de la madre de Marina diciendo que no estaba secuestrada ni sufriendo abusos nadie la creyó porque "debía de ser cómplice de todo aquello". Porque cuando amigos y conocidos de Marina hablaron de "problemas personales  que ellos no tenían por que contar" la gente no lo consideró suficiente. 

Mensajes exigiéndole a Marina que hiciera un video, que mostrara su cuarto, interpretando hasta sus más nimios gestos y criticando a su familia e inculpando a su novio se extendieron por toda la red. Se habló también de las drogas, de esos problemas personales que la youtuber parece tener. Todo el mundo hablaba de lo preocupados que estaban por ella y DEMANDABAN más información. 


La madre de Marina dice que todo va bien




Y, después de todo esto ¿qué es lo que le ocurre a Marina Joyce?

Pues no lo sé. Lo cierto es que no lo sé. Lo cierto es que tú tampoco lo sabes, igual que no lo sabe la persona que está recortando sus imágenes e intentando descifrar lo que reflejan sus ojos y asegurando que hay alguien amenazándola. Sí, ese que parece que sabe, ¡resulta que tampoco sabe nada!

Voy a aventurarme a hacer una hipótesis, quizás la más loca que se ha hecho hasta ahora; ¿os imagináis que Marina Joyce tiene un problema personal? Quizás drogas, quizás una depresión o cualquier tipo de enfermedad mental. Quizás ha perdido a alguien recientemente y eso la hace estar triste. 

¿Os imagináis que Marina Joyce no quisiera compartir nada de eso? Es decir, ¿os imagináis que cuando sus amigos han dicho que "no son quién para hablar de sus problemas" lo han hecho porque, precisamente, no son nadie para hablar de sus problemas?¿Os imagináis que Marina haya querido seguir haciendo videos de youtube porque en ellos puede mostrar el lado de si misma que ella prefiere en redes sociales como hacemos todos?

Marina dice que todo va bien


Ya sé que es extraño, ¿pero os imagináis que no sois nadie para exigir a Marina que os cuente datos sobre su vida privada?¿Os imagináis que no sois nadie para acusar a su familia y amigos de encubrir un secuestro?¿os imagináis que no sois nadie para decir que su novio tiene "cara de psicópata"?

No os hacéis a la idea de lo que me molestan este tipo de situaciones; no os hacéis a la idea de la rabia que me da que llaméis respeto al morbo y no os hacéis a la idea de lo que me jode que haya una persona de verdad siendo cuestionada por gente que no es nadie para ella de forma masiva.

No os hacéis a la idea de lo hipócrita que suenan estas personas defendiendo que no se juzgue sin conocer y luego soltando juicios de valor vomitivos e ignorando a todos aquellos que de verdad pueden aportar algo real, como es su círculo más cercano.

No os confundáis; no hablo de que esté mal compartir estos casos. Hablo de que está mal escudarse en la "preocupación" para tener tema de conversación a toda costa, que es lo que se ha hecho con este tema y lo que, lamentablemente, se hace con demasiadas cosas. Porque puedes. Puedes estar en tu casa tranquilamente juzgando a los demás como si fueras Dios y montando tu circo privado. Total, lo tienes a tu alcance, claro, pero ¿en qué lugar te deja eso?





Lo que sí tienes que hacer ante un caso de violencia

Ante un caso de violencia hay que denunciar e intentar frenarlo. Parece que no es un consejo muy valioso. Vamos a ir a más; ante un caso de violencia hay que denunciar e intentar frenarlo aunque no conozcas a la persona que lo está sufriendo. 

Lo que tienes que hacer es acudir a esa persona. Dependiendo de como sea su situación es probable que no obtengas la respuesta que quieres escuchar. Es probable que esa persona no pueda salir de esa situación, aunque parezca que esta es la opción fácil. Lo importante es no juzgar, no presionar, no convertirte en otro elemento de presión en la situación terrible que está viviendo. 

Acude a su familia y amigos. No, no hablo de echar en cara nada a nadie; hablo de indicar que crees haber visto indicios suficientes que te han hecho pensar que esta persona vive un problema en el que necesita ayuda.

      -NO DES LECCIONES porque probablemente ellos también lo han visto y lo están sufriendo.

      -NO SEAS INVASIVO porque estás hablando de la vida privada de los demás. 

   -NO SEAS MOLESTO porque si para ti esta persona es un extraño, para ellos es alguien importante que no quieren ver mal. 

    -OFRECE TU APOYO, NO TUS ÓRDENES porque conoces el caso desde fuera y no tienes detalles más que una serie de hechos que tú mismo has decidido enlazar. 

     -ACUDE A PROFESIONALES porque, si no estás satisfecho y consideras que no se está dando la respuesta correcta y no se le presta la ayuda necesaria, hay personas que se han formado en la materia y saben cómo actuar. No lo hagas público, no lo comentes, no lo hagas viral. ACTÚA Y DEJA EL MORBO DE LADO. 



No hay comentarios: