30.9.16

Embarazados; en indie que te vende la misma idea rancia de la familia "de siempre"




No me gusta el cine que se vende como indie pero que te cuenta la historia de siempre de chico conoce a chica y surge el amor. En serio, no me gusta nada que los directores reciclen lo que siempre ha habido y le pongan vestidos con estampados, flequillos rectos, pisos de treintañeros modernos y ordenadores macs por todas partes. Eso es lo que no esperaba encontrar en Embarazados y es precisamente lo que es. 

Ojo; no sé si esto es una reseña o una crítica, pero va a contener spoilers y una reflexión concreta con conclusiones un poco difusas. Lo aviso porque, si vas a verla, puedes dejar de leer y esperar. Quizás nos lleve a pensar lo mismo. 

Fran (Paco León) y Alina (Alexandra Jiménez) son pareja, viven juntos, tienen un piso muy mono, unos trabajos modernos y superan los 30 por unos cuantos añitos. Todo va bien hasta que deciden ponerse en marcha y dar el gran paso; tener un hijo. Porque parece que tener un hijo es como el culmen de la vida de la gente, que todo está a medias si no. El problema viene cuando la naturaleza les da un toque: Alina roza la menopausia y el esperma de Fran no es óptimo, dos hechos que hacen que la concepción tradicional quede casi casi descartada.

converse y flequillo como estandarte indie




A mi este punto me parece interesante: ¿cómo de diferente se vuelve el decidir tener un hijo cuando surge de forma natural y cuando toca ir "más allá" para conseguirlo? Fran y Ali deciden seguir adelante con un proceso in vitro que viene de la mano de sus revisiones, sus esperas eternas y sobre todo su medicación y precauciones constantes. 

Me hizo meditar mucho esto y es que el mismo gesto (traer un hijo al mundo) se puede vivir con la despreocupación de lograrlo de una forma aparentemente agradable y sencilla, pero también con el estrés y dedicación constante que obliga hasta a cambiar todos los hábitos. 

Podría haber sido interesante pero no me lo pareció. Y no me lo pareció porque me vendió el cliché tradicional: Fran comienza a agobiarse. De golpe le da la sensación de que no se puede dedicar a su trabajo como querría, que no puede vivir como querría y empieza a temer que esto seguirá siendo así cuando llegue el bebé. 

Fran deja a Alina. Dicen que deciden dejarlo, pero es Fran quien está haciendo las cosas mal al haber comenzado un proceso como es tener un hijo estando inseguro. Y el problema no es que Fran lo haga mal, ojo, porque todos nos equivocamos y recapacitamos. El problema es la situación que se muestra. 

Fran dedica el tiempo a su trabajo en su empresa modernísima. Se acuesta con la becaria, una chica alternativa de 25 años -¿por qué en todas las películas sobre "adultos" a las chicas jóvenes se nos muestra con estéticas alternativas y un gran interés por el sexo y la seducción?- y sale de fiesta con sus amigos. No le ves una mala cara desde que rompe la relación. 



Ali decide seguir con el proceso; ser madre. Se queda embarazada y se va a vivir con otra madre soltera. Ahora bien, a ella sí que la ves triste. Rehace su vida, logra lo que quiere, pero ves gestos de tristeza y melancolía todo el tiempo y, en especial, añoranza a la relación que había mantenido con Fran. 

Fran también la hecha de menos, sí. Lo único es que solo parece hacerlo cuando ve que las relaciones de sus amigos empiezan a prosperar, cuando parece que se ha convertido en "el único soltero". Y ya. Como no puede ser de otra manera; terminan juntos. Alina lo deja todo y se va a Londres con él -porque le había ido muy bien en su trabajo, ¿lo he mencionado ya?

No quiero que penséis que el problema está en que Alina quiera tener hijos y que Fran no. No encuentro problemática ni una postura ni la otra y me parece perfecto que ambos sean capaces de vivir sus vidas como quieran. El problema es el enfoque de la película: el hombre se agobia. El hombre lo pasa mal y se va; va a fiestas, tiene sexo, avanza en su trabajo. La mujer añora. Le añora a él y piensa que hizo las cosas mal.

Alina no hace nada mal; quiere ser madre, habla con su pareja, llegan a un acuerdo. Fran da un si por no ser capaz de decir que siente mucha presión en ese momento y lo deja todo pensando en él mismo; la caga constantemente. Pero es él quien vive como un señor y es ella la que se ve triste. Y es ella la que lo deja todo por irse con él. 

¿Qué modelo nuevo tiene esta película? Ninguno. La misma idea de familia rancia de siempre: padre, madre e hijo. Padre que se agobia, hace las cosas mal, vuelve a tiempo y todo se olvida. Porque así son un poco los hombres, ¿no? Insensatos en esos asuntos. Hay que entenderlos. Y así somos las mujeres, ¿no? Románticas. Damos oportunidades. 

SORPRENDENTE GIRO DE GUIÓN BAIA


¿Fran quiere a Alina? Solo la añora cuando ve que todos los demás son felices con lo que él había dejado atrás. ¿Alina no ve esto? Porque prefiere volver con la persona que la deja en la estacada a ser madre soltera y decide volver a confiar en alguien que ya ha huido una vez. 

Volvemos a lo de siempre: papá, mamá y bebé. El amigo fiestero de Fran acaba con una mujer algo mayor que él que se queda embaraza y es muy feliz. El amigo friki de Fran, que tiene problemas de estrés al hablar con las mujeres, encuentra una novia muy guapa con su mismo amor por los animales. Tiene 30 años y de golpe viven como a todos nos han enseñado que hay que vivir. 

A lo mejor esperaba demasiado. A lo mejor Paco León y Alexandra Jiménez son actores que me gustan (y, todo hay que decirlo, hacen muy buenos papeles dentro del film) y esperaba más, pero el caso es que esto me decepcionó. Quizás fui yo que esperé demasiado y me encontré con la misma historia de siempre cuando no tenía por qué encontrarla; nadie me la había prometido.

Ahora bien, ¿donde está lo nuevo?¿donde está esa sociedad que avanza que tiene a gente que se valora? Dónde están las madres solteras que no vuelven con la persona que les deja de lado o las personas consecuentes que se paran a pensar en lo que quieren en la vida. Dónde están los modelos de familia nuevos, ¿no estamos aprendiendo que el amor viene en todos los formatos y que no hay por qué ceñirse a lo mismo de siempre?¿Por qué achacamos el éxito propio al hombre y el éxito social a tener una familia, hijos y demás parafernalia normativa?¿Por qué seguimos dando por válido ese modelo rancio y en nuestra ficción sigue siendo habitual encontrar una y otra vez el mismo sistema?

Es una película agradable de ver y con puntos muy cómodos. Es una película que no ha arriesgado absolutamente nada y que nos enseña lo de siempre con apariencia de algo nuevo. No sé. Creo que vale más lo que este film pudo ser que en lo que en realidad acabó siendo. 


No hay comentarios: